Preocupa que fallas en el sistema de cargue de crudo causen nuevas alarmas en Sucre

Autoridades deben obligar a los responsables del derrame de petróleo en el Golfo de Morrosquillo a  resarcir el daño causado a los sectores afectados.

Bogotá D.C. octubre 24 de 2017  Una constancia que advierte el grave daño contra el medio ambiente y los habitantes provocado por el nuevo derrame de petróleo  en las playas del departamento de Sucre fue presentada por el senador sucreño de CR, Antonio Guerra de La Espriella.

“Vemos con gran preocupación cómo la actividad de extracción y exportación de hidrocarburos en nuestro departamento, nuevamente atenta de manera grave contra el Golfo de Morrosquillo”, observó ante la cámara alta el congresista.

Recordó que el primer evento de vertimiento del crudo fue de 19 galones y el segundo, el sábado 21 de octubre, de 546 galones, que, “como era de esperarse, se encontraron restos sobre algunos sectores de playas en Santiago de Tolú y en áreas de Berrugas en San Onofre”.

La responsabilidad recae sobre la compañía Ocensa que opera la denominada mono boya TLU 2, la cual,  durante la maniobra de cargue de crudo al buque tanque ¨Anne¨, provoca el derrame de 19 galones de combustible.

El senador Guerra observó que aparentemente a la fecha no se ha detectado mortandad de peces y daños en las especies vegetales, pero expresó que ojalá  a futuro las  consecuencias  no  sean  mayores. “No  se  debe minimizar eventos de esta naturaleza”, indicó, “porque producen  traumatismos a pescadores artesanales y turistas, debido a las medidas de restricción transitorias en las playas y la movilidad de embarcaciones, y a las actividades hoteleras y comerciales”.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *