La gran encuesta

Por Antonio Guerra de la Espriella

Invamer por cuenta de tres muy importantes medios de comunicación Semana, Blu Radio y Caracol Televisión realizó una encuesta con una muestra de 1200 personas en distintas ciudades del país para indagarles por cuál candidato a la Presidencia de la República votaría si las elecciones se llevaran a cabo el domingo pasado.

Ciertamente hay una serie de resultados que se hicieron públicos según los distintos escenarios de pregunta que se les hacían a los encuestados. Pero para efectos prácticos del momento la primera pregunta se refiere a lo ya descrito al inicio de este párrafo que es lo que nos da el referente puntual y según el resultado quien encabeza la intención del voto es Germán Vargas Lleras con una sobresaliente ventaja de 7.3 puntos porcentuales frente a su más inmediato seguidor, Gustavo Petro y 11.5 sobre Sergio Fajardo, para solo mencionar los dos más próximos seguidores. Juan C. Pinzón, de la U; Piedad Córdoba sin saberse de qué partido; Jorge Robledo, del Polo, y Alejandro Ordóñez, del Conservatismo, están por debajo del 5 % en dicha medición, mientras un nutrido grupo de posibles aspirantes se encuentran entre el 5 y 10 % como Humberto de la Calle, del Partido Liberal; Marta L. Ramírez, también Conservadora; Clara López, hoy sin Partido donde aterrizar, Luis A Ramos, godo pero alineado en el Centro Democrático, y Claudia López, de Verde.

A pesar del resultado nada está dicho. Nadie tiene nada ganado y aún falta mucho trecho para llegar al hecho, es decir, al día de la primera vuelta presidencial dentro de un año. Ni Vargas Lleras ni sus seguidores podemos tirar voladores al aire en señal de victoria con el resultado ni mucho menos quienes marcaron en la franja de abajo tirar la toalla. Lo que sí es cierto es que muy seguramente de los que ya figuran como presidenciables muy probablemente no lleguen a la primera vuelta, como tampoco es descartable que otros que no aparecen hoy día en las encuestas terminen metidos en la baraja.

Las encuestas reflejan la foto de un momento y muy posiblemente vamos a tener un sinnúmero de ellas con la realidad del mismo  en cada encuesta. Por tanto es clave no solo la seriedad y responsabilidad de la firma que haga el trabajo de campo y su procesamiento como de quien la ordene realizar ya que ellas de una u otra manera pueden influir en el elector indeciso. Ahora bien, no es menos cierto que en esas encuestas se quedan muchos factores que no entran o no son tenidos en cuenta a la hora de escoger al azar a la persona a indagar.

Este primer resultado puede por un lado empezar a marcar tendencia hasta el final y a seleccionar el minúsculo grupo de aspirantes con verdaderas posibilidades de ser competitivos. En conclusión, podría decirse que el puesto de comando de Vargas Lleras entre los aspirantes era previsible y consistente entre la opinión pública y su línea de acción y comportamiento en los últimos años.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *